¿Quién es Pablo Dellatorre? Comenzó sus estudios de arquitectura en la Universidad de Buenos Aires, pero a los 20 años realizó un viaje por Europa que le cambió la vida. “Lavé copas en restaurantes de Francia y trabajé en la cocina de otros en España, y a mi regreso seguí mis estudios en la Universidad de Córdoba”, cuenta Pablo Dellatore, responsable de diseñar y proyectar muchos emprendimientos en distintos puntos de la ciudad que han generado impacto en la opinión pública.

Las obras en cuestión pertenecen al estudio Dellatorre/Montevideo, “aunque algunas no son sólo mías”, confiesa Dellatorre. Y las enumera: Corazón de Manzana, la Resistance, Galería Barrio, Ocrhe, Pizzería Popular, Almacén con Mesas, Cundeamor, Wöllen , Kantine, Alma de Pueblo, restaurante Mila de Santiago de Chile, Galería Gremio.

Si bien su padre era arquitecto, “mi relación con este arte fue muy diferente y la abordé de otra manera. Siempre hubo algo en mis genes. Siempre permaneció en mí una mirada más de escenógrafo con conocimientos de arquitectura que de otra cosa”, relata Dellatorre.

“Me encanta la gastronomía, cocinar, comer y beber. Y diseñar restaurantes y bares, pero la seguidilla de unos cuantos bares diseñados y construcciones no fue una búsqueda si no una consecuencia publicitaria. Diseñamos de todo. Las obras comerciales tienen mucha prensa o la ve mucha gente y obviamente esto trae aparejado otros encargos, pero lo que más me interesa hoy no es la temática ni la escala, sino la calidad del cliente y lo que podemos hacer y disfrutar haciendo juntos”, precisa.

La historia de trabajar con materiales recuperados es una constante en sus obras. “Desde un principio fue consecuencia de un acto romántico y algo rebelde de ver renacer algo olvidado por un lado, y de los bajos presupuestos con que trabajaba donde el valor creatividad era fundamental para que el espacio comunicara algo”, confiesa.

“Así fui encontrando mi espacio en los galpones que acopiaban material de demolición y empecé a resolver gran parte de las obras con eso. Me gustan las cosas venidas a menos que cuentan una historia. Le aportan mucho a lo que quiere comunicar el espacio, le dan un mensaje profundo, tienen otro peso”, cuenta.

Actualmente, desde el estudio están entregando el primer paseo comercial sobre calle Tejeda, elaborando dos nuevos proyectos en barrio Güemes, construyendo el tercer Mila en Santiago de Chile (quinto local en el vecino país), “y unas cuantas casas en distintos puntos de Córdoba y una decena de locales comerciales en nuestra ciudad y el interior”, sentencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Entre con su comentário
Please enter your name here