El frío nunca es sinónimo de pérdida de estilo. Los abrigos no son todos iguales y podés elegir el que resalte tus atributos más favorecedores.

Con kilos de más

Un abrigo corte entallado no muy ceñido, con pinzas traseras a la altura de la cintura puede estilizar tu cuerpo. Usalos con tacos altos para armonizar tus piernas.

Cuerpo de pera

Para equilibrar las proporciones del cuerpo en este caso lo ideal es un abrigo con cuello V o amplio para resaltar esa parte superior, que se encuentra desproporcionada.

La idea es que el abrigo enmarque tus hombros y pecho, logrando el equilibrio una silueta estilizada. El corte A también te favorecerá.

Cuerpo de reloj de arena

Para las bajitas lo mejores son los abrigos entallados. El objetivo es que resalten la cintura y que no sea más largo de la mitad de los muslos. El escote en V también ayudará a alargar la figura.

Si sos alta deberás elegir un abrigo en corte A, que llegue a la altura de las rodillas.

 

Cuerpo recto

Si careces de curvas y tus senos son más bien pequeños, entonces los abrigos que resalten la parte superior de tu cuerpo con texturas, colores o accesorios son los perfectos para ti.

Los abrigos cruzados con escote en V te quedarán muy bien también. Por ejemplo como cinturones que definan tu cintura.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Entre con su comentário
Please enter your name here