Las temperaturas bajan y el cuerpo nos pide platos reconfortantes y ricos en nutrientes, para combatir el frío y reforzar nuestro sistema inmunológico. Una alimentación saludable y consciente se caracteriza por elegir productos de estación, preparados en forma liviana y adaptada a cada época del año. Si quieres conocer los ingredientes para cuidarte este invierno, a tomar nota.

Nuestra alimentación debe continuar siendo lo más variada y colorida posible, para aportar al organismo todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Y, si hablamos de poner color a nuestros platos, qué mejor que elegir las frutas y verduras para esta tarea.


Platos coloridos
En frutas y verduras encontramos vitaminas y minerales, los cuales nos ayudarán a mantener las defensas altas y, por lo tanto, el cuerpo sano. Mientras más coloridos sean nuestros platos, más aporte vitamínico estamos haciendo. Lo ideal es consumir dos platos al día, uno de vegetales crudos, como ensaladas, y otro cocido, como vegetales al horno, hervidos o en soufflé; tortillas; las amadas sopas caseras, y cazuelas o guisos.
Las frutas también son protagonistas, entre tres y cuatro unidades, pero debemos elegir un cítrico al día o bien utilizar jugo de limón para aderezar nuestras comidas.


Pastas y cereales, ¡sí!
También es cierto que aumentamos el consumo de pastas o cereales y la buena noticia es que podemos hacerlo sin sentir culpa. Para ello, tenemos que moderar las porciones y elegir cereales y pastas integrales, la manera de tener mayor aporte de fibra y, con ella, mayor saciedad.
Sería un buen momento para romper el molde y animarnos a probar nuevos sabores en nuestras preparaciones, como quínoa, mijo, avena o arroz integral yamani, además de combinar nuestros platos de pastas con vegetales o salsas, con bajo aporte de grasas.
Las legumbres son otras de las preferidas de estas fechas. También nos dan una buena dosis de energía, proteínas vegetales y mucha fibra: lentejas, arvejas, garbanzos, soja, todas son deliciosas y saciantes. Silas combinamos con verdura y cereales integrales, tendremos un plato de lo más completo.


Carnes
En cuanto a las carnes, debemos elegir cortes magros, quitar la grasa visible antes de la cocción o la piel, en caso de carne de ave, y sumar pescado por lo menos una vez por semana.

Hidratación y ejercicio
Un tema que cuesta en épocas de frío, es mantenernos bien hidratados. Nos olvidamos de tomar agua, pero podemos aprovechar para incorporarla mediante infusiones como té verde, te de jengibre o de hierbas y caldos de verduras caseros. De esta manera no solo nos hidratamos, sino que también entramos en calor.

Y por último, para que después del invierno sigamos con un peso saludable, no nos puede faltar el ejercicio físico: mantenernos en movimiento no solo ayuda a controlar el peso corporal, también nos mantiene sanos física y mentalmente, por lo cual se debe realizar en todas las estaciones del año.

Paola Tosolini
Lic. En Nutrición
M.P:2936
Mail: paolatosolini@gmail.com
Instagram: @paotosolini

DEJA UNA RESPUESTA

Entre con su comentário
Please enter your name here