Es momento de relajarse, reflexionar y desconectarse de la rutina. Tomarse tiempo para uno mismo es a veces dificil pero es importante hacerlo para tener un balance saludable.

La meditación puede ayudarte a frenar ese ‘chachareo’ mental. Pero, ¿cuándo practicarla? ¡Ahora mismo! ¿Cómo? Seguí estos pasos:

  • Sentate derecha, tus manos sobre las rodillas, tus pies sobre el piso, y la pera paralela al suelo
  • Disminui todos los estímulos posibles
  • Fija tu mirada en un punto en la pared
  • Respira profundamente 6 veces y cerra tus ojos
  • Lleva tu atención a lo que te rodea: la temperatura, los sonidos…
  • Ahora, escucha los sonidos de tu cuerpo: tu respiración, latidos del corazón…
  • Imagina que tu nariz es como un faro que atrae todo, adentro y afuera, despacio y constante
  • Relájate e imagínate con una sonrisa en tu rostro
  • Deja que tus pensamientos fluyan. Bueno o malos. Que pasen y no te reproches nada
  • Al respirar , imagina que tus pies les salen raíces, que esto te “ancla” al aquí y ahora
  • Después de unos minutos, regresa tu atención a donde estás
  • Haz unas respiraciones profundas ¡Llena tus pulmones de aire!
  • Abre los ojos lentamente
  • Permanece sentado un minuto más, siente la paz del momento

DATO! Las ramas de eucalipto pueden ayudarte a dar ese toque natural y de relajación a tu hogar. Su poder está en el olor que desprende y te invita a cerrar los ojos y poner la mente en blanco.

DEJA UNA RESPUESTA

Entre con su comentário
Please enter your name here