Este tipo de mantas de punto XXL invitan a acurrucarse debajo en los días más fríos, ¡porque abrigan mucho! Las podémos poner en la cama de forma extendida o como
decoración a los pies “modo de plaid”. Pero también puedes tenerlas en el sofá, en una silla o como alfombra ya que son de lana gruesa y acolchonada.

¿Consejo?
La lana es una fibra natural hecha del pelo de animales, de ahí  que abrigue tanto. En contacto con el cuerpo y con el ambiente, las mantas se manchan y hay que lavarlas. Lo mejor es que la lleves a la tintorería. Pero tambíen se puede lavarlas en casa, eso sí, lleva
trabajo. Se puede hacerlo en la bañera: Llenar media bañera con agua fría y agrega dos o tres tazas llenas de detergente suave especial para prendas de lana.

DEJA UNA RESPUESTA

Entre con su comentário
Please enter your name here