Los pop up o pop up stores son tiendas temporales que eligen marcas de lujo como nueva experiencia comercial. Esta propuesta se instaló en Buenos Aires y ahora llegó a  Córdoba.

Benito Fernández se suma a la novedosa dinámica pop up para acercar sus creaciones a las mujeres cordobesas. El diseñador, especialista en alta costura, trae  a Córdoba Shopping hasta el 30 de junio, su última colección Bosque encantado”.

Sobre este bosque Benito lo define como “un bosque con mucha magia, con mucho color y colores plenos que se animan a combinar con toda la paleta y sobre todo con el invierno; un poco de negro que le da a este bosque un poco de modernidad y la posibilidad de combinarlo y que la prenda no quede tan estructurada”.

¿Cómo te recibe Córdoba?

Muy bien, contento de estar en Córdoba. Vengo con la propuesta de un Pop Up por tres meses que me entusiasma mucho. Córdoba es una ciudad que me gusta, que la mujer cordobesa está pendiente de la moda. Es una  de las ciudades en la que me interesaba estar y cuando surgió la propuesta dije sí de entrada.

En el 2013 ya habías estado en la ciudad…

Sí, era un espacio multi-marca pero esta es la primera vez estoy con un local propio.

¿Expectativas para este proyecto nuevo?

La idea es sondear el mercado, ver la repercusión, cómo pega la marca y de ahí evaluaremos. La idea es entrar con la marca en Córdoba definitivamente y no sólo por tres meses. Esta es  una prueba piloto para ver cómo funciona.

En esto de prueba piloto, a la hora de diseñar ¿es a prueba y error o tener 30 años de experiencia en el rubro contribuyen a disminuir los riesgos?

No, no. Nada. Primero porque yo venía de la alta costura y esto es un desafío totalmente distinto. Son cosas muy distintas y además, la exigencia que tenés es mayor, es como la expectativa bueno si hacés tan lindos vestidos, a ver cómo hacés los jeans o cómo hacés las remeras. Entonces a veces te juega en contra pero la realidad es que la modernidad es lo que me ha dado acercarme a la gente, me ha hecho más joven. Te genera más adrenalina y hace que estés más activo en el diseño. Es como hacer ejercicio, más corrés y más corrés. Esto es lo mismo, por eso ahora estoy con tantos productos: sábanas, toallas.

¿Cómo hacés para reinventarte?

Primero es tener la voluntad. Yo creo que es cuando te surge como un “bichito” adentro que te dice necesito un cambio.

En tu relación con las redes sociales, rompiste estructuras al transmitir por streaming y en 360 el desfile de tu última colección. ¿Cómo viviste esa experiencia?

Sí, fue genial. Fue una idea de mi novio, de Zeus con el apoyo de los chicos del Hipódromo. La idea de que pudieras entrar a ver el desfile desde cualquier lugar del mundo en directo, que pudieras entrar desde el maquillaje, el pelo o una modelo, desde una primera fila, una bloggera y me parecía súper interesante.  A mí me gusta modernizar, me gustan las cosas nuevas y me parece que el mundo va por ahí.

¿Notaste una gran diferencia entre el desfile- evento, tradicional y un desfile- experiencia?

No hay que encasillarla a la moda, a veces la moda se encasilla en la foto linda, lo frívolo. Por ejemplo hay muchos chicos que quieren ser maquilladores, peluqueros o estilistas, camarógrafos, modelos y que ellos pudieran vivir una experiencia desde el lugar que les interesaba.

Me gusta que la moda se vea desde distintos lugares, desde lo social, lo creativo, es una industria genera fuentes de trabajo y es algo que necesitamos en países como el nuestro. La verdad fue una experiencia hermosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Entre con su comentário
Please enter your name here